Skip to content

Juegos tradicionales de Venezuela

Si bien la tecnología ha llegado a cambiar muchos aspectos de nuestra vida como la forma en la que los niños juegan. Aún existen opciones para evitar desprendernos de ese pasado.

Solo basta con ver los juegos tradicionales los cuales, a pesar de los tiempos modernos, siguen sobreviviendo a las adversidades. Es por eso que hoy te mostraremos cuáles son los juegos tradicionales de Venezuela los cuales han hecho que chicos y grandes crezcan con una sonrisa en sus rostros.

¿Qué necesitamos para jugar?

Esto dependerá del juego en sí ya que existen juegos que se pueden jugar de forma individual, por ejemplo, o se pueden jugar en parejas. También hay juegos donde para jugar solo podemos hacerlo con juguetes o con ciertos materiales así como otros que no requieren de nada para jugarlos.

Eso sí, todos los juegos típicos de Venezuela requieren de una cosa: Actitud. Y es que si no estás feliz, con una sonrisa en la cara y dispuesto a saltar, salir corriendo o divertirte, de nada servirá que te pongas a jugar ya que la diversión no será la misma.

Juegos típicos de Venezuela

La perinola

Uno de los juegos infantiles más comunes en Venezuela es la Perinola. Para jugarla es necesario contar con una perinola la cual podemos encontrar tanto fabricada en madera como en plástico, dependiendo el caso. Aunque algunas personas suelen fabricar las suyas usando artículos reciclados como latas o botellas de plástico.

El juego es sencillo, solo necesitas una perinola, dos personas y algo que apostar. Un jugador pone a girar la perinola y dependiendo de lo que esta arroje será lo que proceda, por ejemplo, si dice toma todo, tomas toda la apuesta, si dice deja 2 tendrás que poner 2 en el banco.

El Gurrufío

Este juego se puede jugar tanto solo como acompañado, eso día, cada uno necesitará tener su propio Gurrufío para no aburrirse. Aunque no te preocupes, contar con tu propio Gurrufío es fácil ya que este se puede fabricar de forma casera

Solo necesitas tener un disco con dos orificios, el disco puede ser de metal, plástico o madera. Tendrás que pasar un cordel por dichos orificios y después enrollar y desenrollar para que este comience a girar. Así podrás pasar horas de diversión jugando con un jugué fácil de construir y muy tradicional entre los juegos de Venezuela.

Las Metras

Conocidas como canicas en otros países de Latinoamérica. Las Metras son uno de los juegos más solicitados por los niños quienes se divierten horas y horas jugando con estas esferas hechas de vidrio o cerámica, aunque también las hay de barro, madera y hasta semillas.

El juego es sencillo, solo tienes que hacer un círculo, colocar algunas metras ahí para después tratar de sacarlas disparando otras metras. Lo divertido es cuando compites con otros jugadores, y más aún cuando aplican la de: Metra sacada, metra quedada pues esto sube el nivel al juego.

Las Rondas

En Venezuela este juego suele ser jugado normalmente por niñas siendo uno de los juegos que más podrás ver en colegios e institutos ya que jugarlo es muy divertido. Al menos necesitarás a tres niñas para así poder formar un círculo y dar vueltas en círculo.

Dependiendo de la región de Venezuela serán las canciones que se canten ya que estas suelen varias, por ejemplo, en ciudad se cantan algunas y en las regiones rurales. Las canciones más populares y conocidas son Arroz con Leche, la señorita y la famosísima víbora de la mar, conocida en toda Latinoamérica.

El gato y el ratón

Si te gusta correr y divertirte, este es uno de los mejores juegos ya que te ayudará a desarrollar tanto tu lado de agilidad física como tu lado de agilidad mental. Aquí necesitaremos al menos a 8 participantes. Uno será el gato, otro el ratón y el resto formará un círculo en torno al ratón tomados de las manos.

Las instrucciones son simples, el gato tendrá que intentar atrapar al ratón mientras el círculo se lo impide. El gato no puede romper el círculo por lo que el desafío aumenta. En dado caso que el ratón logre ser atrapado otros jugadores tomarán su lugar.

Gallinita ciega

En este juego tendrán que vendar a uno de los jugadores para después darle al menos unas 5 vueltas de modo que este pierda la noción de donde está. Después el resto de jugadores tendrá que dispersarse o formar un circulo, eso sí, no tienen que irse muy lejos.

El chico de los ojos vendados, la gallinita ciega, tendrá que buscar a cada uno de los jugadores y tocarlos para así ganar. Los mismos jugadores pueden ayudar a la gallinita ciega a encontrarlos dándole algún tipo de pista sobre su paradero.

Loco Escondido

Este juego es una variación de las tradicionales escondidas o juego del escondite solo que en este caso, la persona que cuenta será escogida como el loco. El loco tendrá que encontrar a todos por lo que uno a uno irá buscando a sus escondites.

Eso sí, el loco tiene que contar lo suficiente como para que los jugadores alcancen a esconderse del mismo. El último que quede será el ganador. Cuando el loco encuentre al último jugador, este tendrá que llegar antes que el último jugador pues si el ultimo jugador toca el Tai el loco tendrá que volver a contar.

Loco Paralizado

Parece que el concepto del loco es muy popular en Venezuela. Este juego nuevamente requiere de un buen número de participantes, al menos unos 6. Uno de ellos será designado como el loco mientras que el resto tendrán que correr.

El juego es muy sencillo. El loco correrá detrás de todos los jugadores y al que toque se quedará paralizado. La única forma de quitarle lo paralizado a una víctima del loco será que un jugador de su mismo equipo lo toque. Si te paralizan 3 veces ahora serás tú el loco.

La candelita

Para jugar este juego lo recomendable es hacerlo en un bosque o en algún lugar donde haya columnas donde puedan ocultarse. Aquí necesitarás al menos a tres jugadores, uno para que busque y el otro para que esconderse detrás de los pilares o los árboles.

El que buscará tendrá que pedir una candelita mientras uno de los niños escondidos tendrá que decir: “Por allá fumea”. En ese momento todos tendrán que esconderse detrás de un árbol. Quien se quede sin un lugar donde esconderse será quien pierda y tenga que tomar el lugar de quien busca.

El trompo

Otro de los juegos más divertidos es el trompo. Este consiste en lanzar un trompo, el cual se hace tradicionalmente de madera o plástico al suelo de modo que se mantenga girando. El propósito del juego es ver quien mantiene por más tiempo al trompo dando vueltas.

Aquí podrás subir la intensidad del juego poniendo retos más desafiantes como pedirle a los jugadores que hagan ciertos trucos o que suban al trompo en su mano. En Venezuela, como en muchas partes de Latinoamérica, el culto a los trompos es tal que incluso se organizan torneos para ver quien es el mejor.

El palito mantequillero

No se necesitan tener muchos juguetes ni juegos sofisticados para divertirse. Muestra de ello es el tradicional palito mantequillero el cual consiste en esconder un palito de madera, aunque puede usarse cualquier otro objeto para que los jugadores lo busquen.

Quien lo escondió podrá ir dando pistas a través del tradicional, frío, tibio y caliente. Incluso puedes aumentar la diversión y adrenalina con este juego al poner un premio de por medio haciendo que quien haya encontrado el palito mantequillero gane algo. Como dinámica en las fiestas este juego es muy bien recibido, también funciona en los colegios.

La cuchara y el limón

Popular en los colegios o en los campamentos de verano. La cuchara y el limón puede ser uno de los juegos más desafiantes pero simples de jugar a la vez. Primero tendrás que trazar una línea de inicio y una de final, o un comienzo y una meta.

Los jugadores tendrán que llevar una cuchara con un limón, huevo duro o incluso pelotas de ping pong o bolas de aluminio. El chiste es llegar al otro lado manteniendo el equilibrio y evitando que el limón se caiga. Incluso podemos armar relevos, unos de ida y otros de vuelta.

Diviértete con los juegos tradicionales de Venezuela

Si bien puede resultar atractivo el jugar con algún videojuego o un juguete con diseño de súper héroes, muchas veces lo más simple es lo que más nos divierte. Es por eso que los juegos tradicionales de Venezuela han logrado perdurar a pesar del paso del tiempo.

La mejor forma para garantizar que dichos juegos típicos sobrevivan es jugándolos, por eso te recomendamos que si tienes hijos o conoces niños pequeños, les enseñes estos juegos. Te aseguramos que pasarán horas y horas de diversión además de que lograrás entretenerlos, ayudar a que la identidad de Venezuela se conserve así como desarrollarás sus habilidades físicas y sociales. Todo con tan solo jugar unos juegos.