Saltar al contenido

¿Cuáles son los juegos de patio más populares en el mundo?

juegos populares de todo el mundo

Si hay algo que sin lugar a dudas disfrutábamos de la escuela cuando éramos niños eran el salir al recreo. Y es que una vez tocáramos el patio de la escuela todos nos volvíamos amigos, la escuela y las tareas desaparecían y todo nos divertíamos.

Esto gracias a los juegos de patio. Es por eso que en honor a estos juegos de patio hemos decidido preparar para ti una lista con los 13 juegos de patio más populares. Aquellos que realmente marcaron la infancia de niños y adultos de todo el mundo.

Gallinita ciega

Gallinita ciega

Todo un clásico de los patios de juego es la gallinita ciega. Este juego es fácil de jugar, lo primero que necesitabas era una venda para cubrirle los ojos a quien sería la gallinita ciega. Después tenían que darle un par de vueltas a la gallinita para desorientarla y comenzaba el juego.

La gallinita ciega tenía que buscar a los participantes para atrapar a uno de ellos. Los jugadores podían desorientarla gritándole pistas falsas. Una vez que la gallinita ciega cogía a uno, esta se quitaba la venda intercambiando así los lugares, volviéndose el un jugador más y la persona atrapada la gallinita ciega.

Quemados

Jugado normalmente en canchas deportivas en la hora de educación física. Quemados era uno de los juegos más esperados en todo colegio. Para jugarlo era necesario contar con dos equipos así como muchas pelotas, estos equipos estaban divididos en ambas mitades de la cancha.

El objetivo era quemar al rival, para ello tenías que lanzar una pelota no solo con fuerza, también con puntería para así atinarle al rival. En este juego relucían los vengadores, aquellos que quemaban a los chicos rudos, los héroes, que protegían a las doncellas y los tiradores con excelente puntería.

Rayuela

rayuela

Popular principalmente entre las niñas. Ver dibujadas rayuelas en los colegios, patios y calles era algo común. Para poder jugarlo lo primero que tenías que hacer era trazar en el suelo ocho bloques con forma de avión. Después lanzabas una piedra a uno de esos bloques.

El chiste era ir saltando por la piedra sin pisar ni las orillas ni el bloque en el que cayó, la dificultad estaba en que tenías que saltar en un pie. Una vez recogida la piedra tenías que regresar saltando al inicio. Aquella niña que tocase los cuadros o bajase el piel cojo era la que perdía.

Yoyo

Quien piense que jugar al Yoyo es aburrido realmente se equivoca. Uno de los juegos favoritos entre aquellos que no disfrutan mucho de correr es el Yoyo, y no porque sea fácil de jugarlo, al contrario, requiere de habilidades y destrezas únicas.

Pues no solo se trata de subir y bajar esta rueda plástica al ritmo de Yo Yo. También puedes hacer todo tipo de trucos como el lanzar el Yoyo en el aire y lograr que caiga en tu bolsillo, formar el columpio o hacer el perrito.

Las 4 esquinas

Para jugar este juego necesitamos a 5 jugadores así como un cuadro dibujado en el suelo, para dibujar el cuadro podemos usar tiza, cinta o pintura, incluso podemos aprovechar espacios ya dibujados y materiales del lugar. Cuatro jugadores se deberán ubicar en las cuatro esquinas del cuadro.

El quinto jugador, que deberá ser elegido de forma aleatoria, tendrá que ganarles alguna de las esquinas. Para ello los jugadores tendrán que correr entre las esquinas, de modo que el quinto jugador tendrá que ser más rápido. Quien se quede sin esquina será el que tomará el lugar del centro.

Trompo

Trompo

Fabricado en plástico o madera, el trompo es uno de los juegos de patio más populares entre niños. Si bien puede parecer fácil, lograr que el trompo se equilibre perfectamente y gire sin detenerse requiere de habilidad. Pues tendrás que lanzarlo con la fuerza y el ángulo correcto.

Además puedes subir la dificultad del juego, del trompo. Por ejemplo, puedes hacer trucos como levantar el trompo y lograr que caiga en tu mano sin detenerse o pueden ponerse a competir haciendo luchas de trompos. Aquí tendrás que ser habilidoso para que trompo logre detener al otro de un choque.

La comba o la cuerda

Popular entre niñas, la comba o la cuerda es un juego bastante popular en los colegios y en los patios. Esto debido a que tanto es fácil de jugar, pues solo requieres de una cuerda, como al hecho de contar con varias personas para jugar.

Si bien puedes saltar sola, también puedes hacerlo acompañado. La mejor forma de hacerlo es acompañado de dos personas para sostener la cuerda así como de al menos otra chica para poder saltar acompañada. Además, es popular ver que no solo se salte la cuerda, también se suelen cantar canciones populares a la vez.

El escondite

juego del escondite

Otro de los juegos populares, jugados entre niñas y niños, es el escondite. Este se suele jugar en sitios donde hay muchos espacios para esconderse. Todo comienza eligiendo a un afortunado el cual será el encargado de contar y encontrar a todos los que se esconden.

Así una persona tendrá que contar, hasta el 50 por ejemplo, mientras todos se esconden. Una vez que haya acabado de contar tendrá que ir a buscar a los escondidos. Cuando encuentre a uno tendrá que regresar corriendo a la base para decir: 1, 2, 3 por tal persona. El primero en ser encontrado tendrá que contar.

El escondite inglés

Similar al escondite tradicional, este juego es bastante divertido. Una persona, seleccionado como el encargado de contar, se colocará justo en la pared. Viendo a la misma comenzará a contar hasta 10.

Mientras cuenta, el resto de jugadores ubicados a una buena distancia tendrán que correr mientras el jugador cuenta. Cuando acabe de contar el chico volteará, cuando voltee todos tendrán que quedarse congelados, sin moverse pues si lo hacen regresarán al inicio. El objetivo es avanzar cuando el que cuenta esté volteado, ganará el primero que toque la pared.

Chapas

juego de las chapas

Cuando eres niño, algo popular es recolectar chapas de refrescos y bebidas, ya sea por su diseño o por su colorido. Es por eso que es común ver a los niños como guardan bolsas y botes llenos de chapas. Tal disponibilidad de material ha hecho que los niños se pongan creativos.

Un ejemplo perfecto para jugar con las chapas son los partidos de chapas donde las chapas pueden usarse como pelotas. También se pueden jugar a las canicas usando las chapas, entre otros juegos más. Todo dependerá de la creatividad de los niños y las cantidades de chapas disponibles.

Los tazos

Redondos, con la forma de fichas, fabricados en plástico o en metal, los tazos son uno de los juegos favoritos de los niños de colegios en todo Latinoamérica, esto debido a que una famosa marca de frituras lo vendía dentro de sus bolsas volviéndose un objetivo de colección bastante popular entre los niños.

Si bien coleccionarlos era algo muy divertido entre los niños. Lo más popular era el jugar con ellos pues los niños solían competir por ver quien se quedaba con los tazos de los demás. Volviéndose así uno de los juegos más queridos por los niños.

Las sillas

Si bien para jugar a las sillas se requieren de sillas, este es uno de los juegos más populares en concursos y en campamentos escolares. Para jugarlo solo necesitas de unas sillas y un grupo de niños junto con una bocina y música para ponerla mientras juegas

El juego es simple, con una silla viendo a un lado y otro silla viendo al otro, todos los jugadores tendrán que ir dando vuelta a las sillas con la música. Cuando la música se pare todos tendrán que tomar un lugar, perderá el que se quede sin silla para sentarse.

Las canicas

juegos de las canicas

Las canicas es otro juego popular, sobre todo entre los chicos. Para jugarlo necesitarás una tiza y una bolsa de canicas. El primer paso es trazar un círculo donde se colocarán las canicas de los jugadores, normalmente se juega entre dos o tres personas.

Los jugadores tendrán que ubicarse a una distancia de al menos medio metro del círculo para así poder tirar de forma adecuada. El siguiente paso es tirar una canica hacia el círculo con el propósito de intentar sacar las canicas del círculo Aquellas canicas que queden fuera del círculo se volverán parte de tu colección.

Es momento de ponerse a jugar

Si quieres pasarla bien, este tipo de juegos sin lugar a dudas son tu mejor opción. Pues para jugarlos no necesitas más que materiales simples y fáciles de conseguir como canicas, cuerda o las corcholatas de los refrescos y jugos que se venden en las tiendas.

Además de pasarla bien y divertirte, estos juegos tienen muchos beneficios para aquellos que los juegan. El primer beneficio será el lograr desarrollar las habilidades psicométricas además de mejorar la coordinación de los niños. El segundo beneficio de jugar estos juegos de patio será el lograr mejorar sus habilidades sociales y de convivencia.